Comportamiento Embalse Lautaro (Altura)

29- 09-2022 
Altura Embalse (m)14,36

ACUERDO SOBRE RÍO MANFLAS SATISFACTORIO MEDIOAMBIENTAL Y SOCIALMENTE

Luego de 10 años de incertidumbres y dudas, se puso fin a uno de los juicios más importantes en materia de aguas en nuestro país y del cual dependía en cierto modo mantener el equilibrio en el reparto de las aguas superficiales, fundamental para el futuro del Valle de Copiapó. Es que después de seis instancias de conciliación, las partes se reunieron en la Corte Suprema y lograron definir definitivamente los términos del acuerdo, y así se cerrar un proceso que permite recuperar el Río Manflas, afluente del Río Copiapó, Junto a Pulido y Jorquera.
En lo principal, el acuerdo, gracias al criterio de la Corte Suprema con su propuesta de conciliación, tuvo por finalidad llegar a un concierto intermedio; los derechos de aguas ya no serán los 300 l/s. que pretendía regularizar Hacienda Manflas y que habían sido reconocidos por los tribunales de la región y tampoco serán solo los 4,7[l/s] equivalentes a las 144 acciones con un quinto de Río Copiapó cada catorce días, que la Hacienda poseía desde 1875 y que eran defendidos por la JVRC. Los derechos de aguas serán solo 125 l/s, sujetos a control y medición por parte de la JVRC.
Con el acuerdo, se delimita a la Hacienda a fijar sus extracción de agua superficial en 125 [l/s], lo que sumado a los 4.7 [l/s] que ya poseía y los 80 [l/s] de aguas de pozos, le permite a la Hacienda no perder ni una hectárea de sus cultivos. Por su parte, para la JVRC, la comunidad y para la cuenca en general, los beneficios directos son recuperar el libre acceso al río, monitorear, controlar y transparentar el flujo de las aguas, de manera tal que la diferencia del caudal del río en su integridad pueda fluir hacia el valle, aumentando la dotación de agua hacia todos los regantes y con ello además, recargar la napa subterránea de forma natural, manteniendo de esta forma, el equilibrio en los derechos de aguas superficiales de la cuenca.
El acuerdo, es inmensamente positivo y satisfactorio social y medioambientalmente, puesto que permite recuperar un río en aras de la sustentabilidad de las futuras generaciones, es en ese sentido, que la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes, agradece el apoyo de todos los Regantes, de los Parlamentarios de nuestra Región, de los Municipios de Copiapó y Tierra Amarilla, Concejales de Tierra Amarilla, de la Comunidad de Aguas subterráneas CASUB, de la DGA, organizaciones sociales, medios de comunicación y a todos los particulares que nos apoyaron en esta cruzada por la vida.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp