Una mejor gestión del agua no se soluciona con palabras, se requieren obras Embalse Lautaro 2.0 una alternativa real.para el desarrollo de Copiapo

Hoy el mundo declara y conmemora la importancia del agua para la vida y el desarrollo de la humanidad, sin embargo, en nuestro Valle, más que un día de celebración debe ser un día de reflexión y de un nuevo actuar, los habitantes de Copiapó cada día somos testigos del triste agotamiento del recurso hídrico, hechos como la desaparición de las vertientes en la comuna de Tierra Amarilla, en Copiapó en el sector del Pretil y la Chimba, ver el cauce del Río Copiapó seco usado en la actualidad como botadero, el aumento en las ventas de agua embotellada, son señales que durante los últimos años no hemos tomado en cuenta de forma concreta la principales causas de este agotamiento, entre ellas, un sobre otorgamiento en la entrega en los derechos de Aguas subterráneos y la falta de obras que permitan una adecuada gestión del vital recurso. El Embalse Lautaro, es la única obra de regulación del valle que data desde los años 1940 y presenta un 50% de ineficiencia en el agua que acopia, hoy el mundo exige que el agua sea usada de forma eficiente y con visión de futuro para fomentar el verdadero desarrollo de los territorios.

El Proyecto Lautaro 2.0, liderado por la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes desde el 2012,  se basa en la implementación de una obra de acumulación eficiente, con una capacidad de 12 millones de m3 (50% de la capacidad max. del actual Embalse), que nos permitiría gestionar de forma eficiente las aguas superficiales, generando un respaldo  para los agricultores en la temporada de riego, manteniendo un caudal de aguas por el Río Copiapó durante los 365 días del año, permitiendo una recarga natural del acuífero a través de la escorrentía del río en los sectores hidrogeológicos del valle y considerando un caudal ambiental para contar con espejos de aguas en las comunas de Copiapó y Tierra Amarilla.

Como ejemplo de gestión eficiente y a causa de los graves problemas de infiltración que afectan actualmente al Embalse Lautaro, es que la JVRC durante los meses de verano, decidió ejecutar el proyecto piloto de zonas de infiltración en varios sectores del río. La idea era facilitar la recarga del acuífero, Aporte que fue valorado por la ciudadanía en general, puesto que el proyecto trajo consigo la recuperación de varios tramos del río en la capital regional.

“Debemos tomar conciencia de lo importante que es el Embalse Lautaro para nuestra zona, porque si logramos administrar de manera eficiente las aguas podemos no solo recuperar el río Copiapó, sino también proteger nuestro valle. Por ahora, hemos tratado de contribuir dentro de lo que podemos con obras que pueden mejorar la ribera, transformando la franja del río en el Parque El Pretil, un sector lleno de basura y escombros, en zonas de infiltración que han tenido el efecto secundario de impactar positivamente en el entorno”, señaló Cristian González, Gerente General de la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes.

Con el Embalse Lautaro 2.0, se gestionarían de forma eficiente las aguas superficiales y se podría asegurar el desarrollo de nuestro valle con impactos directos y positivos sobre el acuífero, la actividad económica, y sin dejar de lado la importancia social y medio ambiental, aportando así a mejorar la calidad de vida de todas las personas de la provincia de Copiapó.

 “Soy copiapino y es una emoción ver cómo corre agua nuevamente por el río. Quiero agradecer a la Junta de Vigilancia que ha hecho posible que los copiapinos tengamos nuevamente el río. Aquí podemos ver cómo, si se canaliza bien y se aprovecha bien el agua, se pueden hacer muchas cosas- y bien aprovechada el agua”. Mauricio Tobar.

Te invitamos a ser parte del proyecto Embalse Lautaro 2.0, apoya esta iniciativa por un futuro mejor, Copiapó y su gente se lo merecen, ya es tiempo de obras y no más palabras.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp