JVRC registró primeras señales de deshielos en la zona precordillerana

Con el aumento de las temperaturas registrado durante el fin de semana pasado, se ha percibido un incremento en el caudal del Río Pulido, proveniente específicamente de su afluente del Sector de Montosa, lo que da cuenta de los primeros deshielos.
Felipe Pino, Celador Mayor Cordillera Valle comenzó a observar los primeros signos el viernes 25 de diciembre, cuando las aguas se tornaron turbias, lo que se ha mantenido durante estos días. “El domingo 27 de diciembre hicimos una inspección en el sector Montosa, ahí pudimos confirmar un aumento en el caudal, lo que da cuenta de las primeras señales de los deshielos” señaló.
Debido a los trabajos que actualmente realiza el Dirección de Obras Hidráulicas en el sector donde se emplaza la estación de medición “Río Copiapó en Pastillo”, no ha sido posible establecer con exactitud el aumento en el caudal de agua que ingresa hasta el Embalse Lautaro.
El documento “Pronóstico de deshielo” -elaborado por la División de Hidrología de la Dirección General de Aguas, para la temporada 2015-2016 –estableció la probabilidad de una excedencia en los deshielos de un 23%, lo que provocaría que la estación “Copiapó en Pastillo” registre un total 50 millones de m3 desde octubre 2015 hasta marzo 2016.

Riesgos
El escenario más complicado en relación a los deshielos sería que el Embalse Lautaro alcanzara su máxima capacidad, rebalsando por el vertedero, provocando el aumento de los caudales aguas abajo.
Por esta razón, la JVRC ha insistido en la importancia de la limpieza del cauce del Río Copiapó, realizando trabajos junto a Caserones y también con la Dirección de Obras Hidráulicas, en varios puntos críticos, a lo que se suman los trabajos que desde principios de diciembre llevó a cabo el Ministerio de Obras Públicas, a través de la DOH.
Con la ejecución de estas obras, se espera que el Río Copiapó se encuentre en condiciones de conducir las aguas.
En caso de no rebalsar, no existirían complicaciones ya que el Embalse Lautaro actúa como cortina de contención, evitando crecidas hacia el valle.

Prevención
Desde octubre pasado, la JVRC ha ejecutado trabajos preventivos como la rehabilitación del canal de salida del vertedero del Embalse Lautaro, la limpieza del desarenador del Canal Mal Paso en Tierra Amarilla y la construcción de protecciones fluviales en canales y ríos del Valle de Copiapó.
Estas obras han tenido un costo de 62 millones de pesos, monto financiado a través del Anexo Convenio de Cooperación existente entre la JVRC y SCM Lumina Copper Chile, Caserones.
Entre estas medidas preventivas, destaca la rehabilitación del vertedero del Embalse Lautaro, estructura que tiene como función vaciar las aguas que no pueden ser almacenadas en el Tranque. Durante los trabajos se removieron más de 8.000 m3 de material que fue arrastrado por la bajada de la quebrada de Las Vizcachas y que quedó depositado bajo la estructura, impidiendo el libre escurrimiento de las aguas ante un potencial desborde.

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp