Intendente anunció Convenio de Cooperación entre JVRC, Caserones y Gobierno Regional

Con el objetivo de seguir aportando con el uso eficiente del recurso hídrico en la cuenca del Valle de Copiapó, se reunieron el viernes pasado, Miguel Vargas, Intendente de Atacama, representantes de la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y de Minera Caserones, para trabajar en la desarrollo de un Convenio de Cooperación que permita programar obras de mejoramiento en el río y en el sistema de conducción de aguas.
Dicho acuerdo espera compensar los recursos destinados a la rehabilitación post aluviones, trabajos que permitieron la entrega rápida de agua a los agricultores, además del reencauzamiento del Río Copiapó, y que se realizaron gracias al Convenio existente entre la Minera y la JVRC. Lo anterior, debido a que por ley las “obras de manejo de cauces”, deben ser delegadas a la Dirección de Obras Hidráulicas, siendo obligación del Ministerio de Obras Públicas contar con dichos recursos.

Recarga del Acuífero
Desde julio pasado, la JVRC ha presentado ante el Consejo Regional y al Seremi de Obras Públicas la necesidad de implementar medidas que permitan aprovechar la inusual cantidad de nieve y agua que ha presentado nuestra región.
La medida, que requiere acción inmediata, es la construcción de tajamares en distintos sectores del lecho del Río Copiapó. La idea es realizar desde el sector Pabellón -cada un kilómetro y con una profundidad de 1 metro- excavaciones en el lecho del río que se conviertan en espacios de infiltración que permitan recargar las napas. Al mismo tiempo, esta intervención permitiría disipar la energía en caso de crecidas o aluviones, como los ocurridos en marzo de este año.
Para agilizar los plazos, el intendente Miguel Vargas propuso un Convenio de Cooperación entre la Junta de Vigilancia y el Gobierno Regional: “El agua es un bien muy valioso en esta región, hace 20 años que no llueve con la fuerza en que lo hizo este año, por lo tanto, no podemos perder esta oportunidad y si no tomamos medidas ahora podemos hacer posible que el agua se nos pierda y eso obviamente no le sirva a esta región y se acordó que con recursos privados se van a iniciar estos trabajos y lo otro importante es que acordamos, además, con la Junta de Vigilancia la conformación de un equipo de tareas que se va a abocar fundamentalmente a estudiar caminos, fórmulas, que permitan obtener el financiamiento para el proyecto de mejoramiento del embalse”.
El mejoramiento del Embalse Lautaro se encuentra en estudio técnico, para establecer la mejor solución ante las filtraciones que presenta. La realización de mejoras en el Embalse es la gran alternativa ante el problema hídrico del Valle de Copiapó, ya que permitiría asegurar el riego en tiempos de sequía, además de aumentar la eficiencia hídrica.
Frente a este panorama, Vargas recalcó la importancia que este tipo de acuerdos tiene para todos los habitantes de Atacama: “Fundamentalmente encontrar fórmulas que nos permitan encontrar caminos de solución para el financiamiento que requieren obras estratégicas en la cuenca del Río Copiapó y, entre ellas, el Embalse Lautaro 2.0 o el mejoramiento del Embalse Lautaro 2.0, como también se le denomina a este proyecto, que entendemos que es una iniciativa muy necesaria y relevante para asegurar el abastecimiento de agua en la cuenca del Río Copiapó y que, por lo tanto, no beneficia sólo a la agricultura, sino que a todos quienes viven en torno a la cuenca y eso es: la población, la pequeña agricultura y también la agricultura a mayor escala”.
“Como Junta de Vigilancia, reiteramos que este panorama es sólo un respiro temporal, para una cuenca que tiene un déficit mayor y donde la solución no se presenta con estas lluvias. El mundo público y privado deben tomar medidas concretas para velar por el cuidado y respeto del agua, del medio ambiente y de la ciudadanía en nuestra cuenca del Copiapó”, precisó Cristian González, Gerente General de la JVRC.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp