Junta de Vigilancia del Río Copiapó junto a empresas colaboradoras cooperan con los adultos mayores de hogar Sor Teresa de Calcuta

El pasado mes de junio, los adultos mayores que residen en el hogar Sor Teresa de Calcuta, recibieron alimentos no perecibles, pañales, y útiles de aseo que fueron entregados  a través de un compromiso solidario, que como organización mantenemos año a año, junto a tres empresas colaboradoras, Servicio de Ingeniería Primaq, empresa de movimiento de Tierra Rigoberto Zuleta Pérez y la empresa de obras civiles menores de don Alex Pizarro, quienes nos acompañan para contribuir con esta voluntariosa  casa de acogida.

Tomando los recaudos de cuidado en la prevención de contagio del coronavirus, esta vez la entrega solo fue efectuada por dos funcionarios de la JVRC en representación de todos, allí fuimos recibidos con alegría por parte de por la Administradora del Hogar, Marianela Zepeda, quien sostuvo “necesitamos que la comunidad se sensibilice y nos apoyen, las personas tal vez desconocen que aquí existe una residencia para adultos mayores, que vienen a pasar sus últimos días con una mejor calidad de vida que si estuvieran solos” agrego “que el hogar no cuenta con una entrada de recursos fijos, los recursos para funcionar se obtienen a través de campañas, colectas y aportes de familiares, por ese motivo llamo a la comunidad a que nos ayude y colabore, ya que se hace muy difícil financiar el hogar, sobre todo con la contingencia de emergencia sanitaria que afecta a la región” y agradeció la cooperación efectuada.

Por su parte el Gerente de la JVRC indico que: “hace varios años que venimos vinculados con el Hogar, tratando de generar recursos para que ellos, puedan seguir realizando esta noble labor, a pesar de las dificultades económicas, que ello implica, y en este escenario es aún más necesario, seguir contribuyendo, sabemos que la entrega de estos víveres son una ayuda real y significativa para los abuelitos, abuelitas y funcionarias del hogar”.  Agrega que “a veces olvidamos lo afortunados que somos de contar con salud, trabajo, un hogar y familia que nos cuide, ellos gracias a esta casa de acogida, pueden sobrellevar estas carencias de mejor manera, agradecer además al diario Chañarcillo, que año a año, nos permite difundir esta noticia, y con ello, mas gente se enterara que existe una pequeña casa de acogida, ubicada en calle Baltazar Sinalt N° 1356 en la población las canteras y que realmente necesita de todo tipo de ayuda”.

Gracias al aporte de la JVRC y de las empresas colaboradoras, se pudo concretar un aporte de $ 400.000 pesos.

.

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp