La Junta de Vigilancia del Río Copiapó retoma y da inicio a los estudios de ingenería del proyecto «Mantenimiento de la Zona Inundable del Embalse Lautaro»
La iniciativa ampliamente difundida como proyecto Embalse Lautaro 2.0, retoma tras casi un año de atraso, esta vez se lícito directamente por la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes.
El proyecto «Lautaro 2.0», es una idea que nace en el año 2012 y que hasta ahora a sido liderada por la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes, quien a propuesto una alternativa que permita una mejor gestión en el manejo del recurso hídrico superficial, que además de generar una mínima seguridad de riego a los regantes, pero sus beneficios se entienden en la dirección del desarrollo sostenible del valle de Copiapó.

Adjudicación y resultados del estudio.

Mediante un proceso de adjudicación privada, durante el año 2020, tras el interés de siete consultoras, en realizar los estudios de ingeniería y contando con la asesoría del Dr José Vergara A. Fueron solo tres las ofertas técnicas/económicas, que pudieron avanzar para poder participar en la adjudicación del estudio de acuerdo a las bases o términos de referencia del proyecto, finalmente tras meses de análisis, el Directorio de la JVRC, sancionó que la consultora MAS Recursos Naturales , sería quien se adjudicó el estudio, ajustándose a los requisitos establecidos en las bases de adjudicación.

A inicios de abril, se dio inicio al cronograma fijado para los estudios de mantenimiento de la zona inundable del Embalse Lautaro. Los plazos definidos para los estudios y posterior aprobación por parte del directorio de la JVRC debieran tardar de 6 a 8 meses aproximadamente, una noticia esperada por mucho tiempo.

Una vez concluidos los estudios, el directorio JVRC debera generar una estrategia para conseguir y determinar la forma de financiamiento para la materialización de la solución de ingeniería. Los resultados del estudio del proyecto Lautaro 2.0 definirán cual es el mejor alternativa a realizar la mantención del embalse y cuales serán los costos asociados para su implementación y posterior mantención, proyectando un horizonte de 25 años.

Continuar con los estudios del Embalse Lautaro 2.0, es una obligación, adoptada por el directorio, ya que fue mandatado por la Asamblea de Socios, así como también realizar los esfuerzos como organización de usuarios de agua, para poder buscar las mejores alternativas que permitan desarrollar una mejor gestión de las aguas superficiales, considerando la realidad y actualidad del valle, para que pueda continuar con los procesos, que han permitido el desarrollo territorial en el valle de Copiapó desde el tiempo de la colonia.

Embalse Lautaro 2.0