El del Río Copiapó en la Comuna de Tierra Amarilla y su relación con el Entubamiento del Canal Matriz Mal Paso.

El día 25 de marzo del año 2015, los habitantes de la comuna de Tierra Amarilla fueron afectados por el desborde del Río Copiapó causándoles a sus habitantes innumerables daños materiales. Según estudios de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) durante el evento por el Río Copiapó pasaron 174.000 litros por segundo, aguas que en su mayoría fueron el aporte de quebradas laterales, entre ellas, la quebrada de Cerrillos, la cual desemboca a unos 5 km. antes de la localidad de Tierra Amarilla directamente en el Río Copiapó.

 

¿Por qué las aguas del Río Copiapó salieron del cauce normal del río e inundaron gran parte de la comuna?

Uno de los principales factores de la ocurrencia de esta tragedia fue que en el instante en que se produjo el evento la caja del Río Copiapó solo podía conducir un máximo de 60.000 litros por segundos, por lo que 114.000 litros por segundo pasaron por todo lo que se encontraba a un costado del río y fue conducido a la ciudad por las calles.

 

Otra de las causas de la tragedia, es la indicada por el estudio realizado por el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), “INF-ATACAMA-0, EFECTOS GEOLÓGICOS DEL EVENTO METEOROLÓGICO DEL 24 Y 25 DE MARZO DE 2015” el que indica que las viviendas contiguas al Río Copiapó específicamente las situadas aguas arriba del poblado de Tierra Amarilla (Población Algarrobo entre otras) se encuentran en una zona de baja cota, lo que las convierte en terrenos inundables ante eventos similares, lo que en el estudio se le denomina “ZONA ROJA”. En esta zona, además, se produce un estrangulamiento abrupto en la sección del río, provocando finalmente el desborde del mismo y como consecuencia todo el daño que lamentablemente conocemos. “Las casas de este sector se ubican en un bajo topográfico muy cercano al cauce del río y, por lo mismo, sufrieron graves daños. La causa de la inundación en estos sectores habría sido el bloqueo de un puente con restos de madera y materiales, lo cual habría generado un embalsamiento y posterior rebalse del río en ese lugar” (SERNAGEOMIN, 2015).

 

¿Pudo el Canal Matriz Mal Paso, de no haber sido entubado, evitar o mitigar la tragedia de las inundaciones de los hogares?

El Canal Matriz Mal Paso corresponde a una obra de riego, de propiedad de la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes, ubicado al costado sur del Río, en la comuna de Tierra Amarilla, se emplaza en terrenos privados y fue construido durante los años 60 para conducir las aguas de los regantes en Tierra Amarilla y el pueblo de San Fernando, en sus inicios su capacidad máxima era de 1.000 litros por segundo, sin embargo, debido a los daños que presentaba y acorde a las nuevas técnicas modernas de canalización fue entubado con una capacidad máxima de 900 litros por segundo por lo que con o sin tuberías hubiese sido imposible que condujera los 114.000 litros por segundo que desbordaron el río.

 

El Canal Matriz Mal Paso jamás debió, debe o deberá ser o servir como una forma de descarga del Río Copiapó ante las eventuales crecidas de este Río, toda vez que frente a estos eventos lo que debe hacer la Dirección de Aguas es precisamente ordenar el cierre de los canales y por el contario no permitir que los canales sean usados como mecanismo de descarga de los ríos. Mantener el Canal cerrado, permite evitar que se genere más daño aun a toda la agricultura y población de la zona, en este caso, desde Tierra Amarilla hasta el Pueblo de San Fernando.

 

Para las lluvias del 13 de mayo recién pasado, el canal Matriz Mal Paso sufrió severos daños y la pérdida total de casi 3 km de tubería y más de 3.5 km de embanque debido a los trabajos de gaviones que se realizaron frente a la población de Algarrobo, gaviones que en definitiva provocaron una mayor carga hidráulica hacia el lado sur del río; daños estimados en casi 400 millones de pesos, que la JVRC ha tenido que costear en inicio de labores de reconstrucción y limpieza.

 

Durante los últimos años, hemos logrado entubar un 66% del Canal, gracias a una planificación, gestionando recursos privados-públicos, inversión que alcanza la suma de.760.000 millones de pesos, obras que nos han permitido aumentar la eficiencia en la conducción del agua, reduciendo la pérdida del canal de 85 litros por segundo a solo 20 litros por segundos, permitiéndonos, además, reducir los tiempos de desplazamiento del agua, de 4 horas a casi 30 minutos en el cambio de turno.

 

La JVRC no tiene intención de impedir que la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) realice las labores que considere necesarias para el resguardo de la ciudadanía, muy por el contrario, somos procuradores de que el Río Copiapó debe tener porteo suficiente para conducir los volúmenes de aguas que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) estime necesarias, sin embargo, también es nuestro deber resguardar nuestro Canal para que pueda conducir las aguas y cumplir con las entregas a nuestros regantes.

 

Dicho lo anterior, y en aras de aseveraciones infundadas y sin sentido común, donde se ha tratado de culpar de los desbordes del Río Copiapó, en la comuna de Tierra Amarilla al entubado de un canal privado de regadío, Canal Matriz Mal Paso, es simplemente desconocer la realidad, apuntando solo a una solución equivoca ante potenciales nuevos eventos de crecidas. Tenemos la convicción que la única forma de resolver un problema o buscar soluciones que puedan aportar a la mitigación, es simplemente tener un diagnostico asertivo y real, es por ello que queremos dejar de manifiesto a la comunidad en general que no contar con una caja de Río lo suficientemente amplia para que pueda conducir las aguas del mismo, más las aguas de los aportes laterales (bajadas de quebradas), es la causa del daño que se ha ocasionado en los habitantes de la comuna de Tierra amarilla y Copiapó.