Investigadores de Proyecto Inventario de Glaciares UDA presentaron avances del estudio a Directorio JVRC

*El equipo de la Universidad de Atacama espera dar a conocer los resultados definitivos en mayo de este año.


Integrantes del equipo de investigación del proyecto “Inventario de Glaciares, Ambiente Periglaciar y Otras Reservas Hídricas Criosféricas de la III Región de Atacama” presentaron los alcances de su estudio ante el Directorio de la JVRC.
La investigación tiene como objetivo principal determinar cuáles son las cuencas hídricas estratégicas para la región de Atacama.
“El proyecto consiste en cuantificar las reservas y los recursos hídricos forma sólida, o sea, hielo. El fin de esto es poder cuantificar y definir las zonas donde están ubicados, para poder promover marcos de protección y tener una real información acerca de dónde están”, señaló Ayón García Piña, Coordinador Proyecto Inventario de Glaciares y Ambiente.
Hallazgos
En los 26.500 km2 que fueron parte del área final de estudio se logró establecer, por ejemplo, que en los últimos 50 años la reducción de los glaciares alcanza 34,1%.
Los investigadores han logrado establecer existen 89.270 hectáreas de reservas glaciares ubicadas dentro de los límites geográficos de Atacama, un equivalente a 7.230 litros por segundo.
Así también, se indicó que el promedio (de los últimos 15 años) de recursos hídricos provenientes de la fusión de nieve estacional corresponden a 124.000 litros por segundo (l/s), los que se infiltran a caudales de aguas superficiales y subterráneas de la zona.
“Lo principal de esta investigación fue definir que el permafrost o suelo congelado -que es piedra mezclada con hielo- es la principal reserva hídrica con que cuenta la Región de Atacama. Además, pudimos determinar cuáles eran las cuencas que producían más agua. En la región de Atacama la cuenca que más produce agua es la cuenca de Piedras Pómez, donde está ubicado el Volcán Ojos del Salado y el Nevado tres Cruces”, explicó García.
Afluente Manflas
“En el caso específico de Manflas, a nosotros se nos produjo un desbalance ya que para la Cuenca del Río Pulido y Río Jorquera, los valores que estimamos que deberían estar pasando por el aforo eran bastantes similares. En cambio, para la cuenca del Río Manflas los valores distaban en aproximadamente 300 l/s o más. Entonces, claramente, hay una intervención humana que es la que está generando que estos valores no se ajusten a lo que nosotros calculamos”, explicó el representante del equipo, en relación al seguimiento del Río Manflas, uno de los tres afluentes del Río Copiapó.
El equipo determinó que durante la época estival, la productividad hídrica de Manflas, en promedio, debería alcanzar los 657 l/s. La diferencia en las mediciones se produce debido a que la estación de aforo del Río Manflas no se encuentra en la naciente, sino varios kilómetros después de los puntos de extracción de agua que utiliza Hacienda Manflas.
Desde el año 2007, la JVRC ha mantenido un juicio por la regularización de derechos de aguas superficiales del Río Manflas, con objeto de que no se siga entregando más agua de la que ya está establecida en la ordenanza de Policía Fluvial de 1875.
La agrícola Hacienda Manflas inició su etapa de regularización de aguas superficiales por 300 litros por segundo, para el riego de sus 250 hectáreas de cultivos de uva de exportación. Sin embargo, según la JVRC, corresponden solo a 144 acciones, que equivalen a 24 horas con un quinto de río, cada 14 días, sujetas a turno y establecidas en los Estatutos de la JVRC, es decir, un caudal de 4.2 l/s,
Hasta la fecha, la Dirección General de Aguas no ha instalado la estación fluviométrica con la que se comprometió luego de la solicitud realizada por parlamentarios de Atacama, dificultando el control y las mediciones certeras, acción clave para determinar la disponibilidad hídrica de todo el Valle de Copiapó.