2016 será un año clave para modernización del Embalse Lautaro


**Es la única obra de regulación con que cuenta el Valle de Copiapó, de allí la importancia de llevar a cabo el mejoramiento de sus instalaciones y de la tecnología para su operación. Además, se espera la entrega de un informe de factibilidad técnica de posibles soluciones a los graves problemas de permeabilidad, que provocan una pérdida aproximada del 50% del agua que ingresa hasta la presa.

Durante los aluviones del 25 de marzo de 2015, los rumores convirtieron al Embalse Lautaro en uno de los principales focos de preocupación para la población.
Por aquellos días, fue clave para los habitantes del Valle de Copiapó ya que contuvo aproximadamente 4 millones de metros cúbicos de agua, evitando que se produjeran daños aún más graves. Pero no fue suficiente saber que actuaba como cortina de contención. A pesar de que la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes, JVRC, mantuvo permanentemente informadas a las autoridades regionales y nacionales, acerca de su estado, se hizo evidente la necesidad de buscar formas de modernizar su operación y monitoreo.
Por ello, una de las primera medidas adoptadas por el Directorio de la JVRC fue la adquisición de un teléfono satelital para una comunicación expedita con el Celador Cordillera-Valle, funcionario a cargo de la operación y regulación manual del tranque, especialmente en situaciones de riesgo.
La JVRC cuenta con la propiedad del Embalse Lautaro desde el 2015, dominio que permite a esta organización de usuarios de aguas desarrollar proyectos, planes de mejoramiento y mantención, entre otros.
Es por eso que, desde el año pasado, el directorio de la Junta de Vigilancia determinó llevar a cabo una serie de trabajos para garantizar la seguridad de la única forma de almacenamiento de las aguas de riego con que cuenta el Valle de Copiapó. De esta forma, se resguarda la seguridad del riego y, a su vez, se da tranquilidad a la población frente a episodios como los vividos el 25 de marzo.
“Como Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes sabemos que la importancia del Embalse Lautaro no es solo para la agricultura, ya que es la primera defensa que tiene la población del Valle ante las crecida de los ríos. Es por esta razón que estamos fijando esfuerzos y recursos para que el Lautaro cumpla con las medidas de seguridad y con los estándares necesarios para su funcionamiento. Con los proyectos que estamos realizando, junto a Minera Caserones y a la Comisión Nacional de Riego, tenemos la certeza de que con la implementación de las mejoras podremos operarlo correctamente durante los próximos 20 años, garantizando la entrega exacta, oportuna y segura a nuestros socios, además de transmitir información más precisa a la población”, señaló Cristian González, gerente general de la JVRC.
Y los proyectos que se desarrollan actualmente serán la clave para su modernización.

 

Mejoras
La semana pasada se realizó entrega definitiva de los trabajos de mejoramiento de la torre y sala de válvulas del Embalse Lautaro.
Luego de los trabajos de limpieza que debieron realizarse post aluviones, se hicieron evidentes una serie de deficiencias que presentaba la estructura debido a la fatiga de materiales y a la falta de mantenimiento. Es más, se realizó una medición de espesor de los pernos de las válvulas, siendo imposible determinar el espesor.
Por ello, desde octubre se enfocaron los esfuerzos en restablecer las condiciones básicas de seguridad, garantizando la operación segura de la estructura.
Se llevó a cabo el retiro y reemplazo de pernos de las válvulas, utilizando una prensa mecánica para evitar que la presión rompiera la estructura debido a la debilidad de las piezas.
De no haberse realizado esta intervención, los pernos y tuercas que unían los cuerpos de las válvulas podrían haber colapsado a causa de la fatiga de material producida por el avanzado estado de corrosión que presentaban. En ese escenario, la válvula afectada se habría partido en dos, descargando bruscamente la totalidad de agua embalsada y sin ninguna posibilidad de control.
“Se solucionaron todos los problemas que presentaba y de la mejor manera posible. La connotación principal de los trabajos: prolongar la vida útil y haber implementado todas las medidas de seguridad de acuerdo a la normativa vigente”, señaló Patricio Cabrera, gerente general de Maquisa, la empresa a cargo de las labores.
Los trabajos contemplaron, además, la fabricación de escalas metálicas con jaula de protección (reemplazando las escalas de madera que databan de los años 20), se instaló luminaria el interior de la torre, poniendo énfasis en la sala de válvulas, ya que este aloja todo el mecanismo de accionamiento.
Otro avance fue la elaboración de un banco de procedimiento de mantención y operación con la información técnica para adiestramiento de personal y un manejo correcto del embalse.
El costo del proyecto alcanzó los 109 millones de pesos y fue financiado a través del Anexo Convenio de Cooperación existente entre la JVRC y SCM Lumina Copper Chile, Caserones.

 

Telemetría y Control Automático
Otro hito en la historia de la estructura se establecerá a partir de junio de este año, fecha en que está contemplado el fin de los trabajos de instalación del sistema de telemetría y control automático, proyecto de la Junta de Vigilancia del Río Copiapó y sus Afluentes que permitirá el monitoreo y control a distancia de la descarga del Tranque.
Hasta el momento, la empresa Agrys -quienes se encargan del sistema de monitoreo de la red de distribución de aguas de la JVRC- ha trabajado en la instalación de antenas repetidoras de radiofrecuencia (banda UHF) en distintos puntos del Valle de Copiapó, lo que permitirán conectar la red de telemetría desde Copiapó hasta el embalse.
El proyecto “Telemetría y Control Automático del Embalse Lautaro” tiene como objetivo principal el monitoreo a través de la web y el telecontrol de la Válvula de Chorro Hueco. El costo total de estos trabajos es $ 125.941.882 millones, cuyo financiamiento fue aportado por: Comisión Nacional de Riego, a través del Concurso 29/2015 $ 82.483.785 (65%), SCM Lumina Copper Chile, Caserones $ 14.453.278 (11%) y JVRC $ 29.004.819 (23%).
La transmisión de datos de telemetría estará lista en marzo, mientras que la automatización comenzará a operarse en junio.

 

Proyecto Lautaro 2.0
Una de las grandes aspiraciones de los regantes del Valle de Copiapó es encontrar solución a los graves problemas de infiltración que actualmente presenta el Embalse.
Construido entre 1928 y 1942, se ha determinado que a causa de la gran permeabilidad, se infiltra alrededor de 58% del agua superficial que ingresa, provocando un uso ineficiente del recurso hídrico.
La idea es realizar un mejoramiento del embalse que permita contar con una capacidad de 12 millones de m3 (la mitad de la capacidad actual) posibilitando una coexistencia entre los sectores agrícola, minero y sanitario, permitiendo además un recarga real al acuífero del valle, mediante la escorrentía del Rio Copiapó, hacia los distintos sectores.
El proyecto “Mejoramiento Embalse Lautaro” o “Lautaro 2.0” se encuentra en etapa de factibilidad técnica y se espera que SCM Lumina Copper Chile, Caserones (que efectúa el estudio en el marco del Anexo de Convenio con JVRC) entregue los resultados definitivos en el transcurso de este año.
Con ello, se podrá conocer la gran solución al constante problema hídrico de nuestra zona y, sobre todo, concretar planes para asegurar el funcionamiento de una estructura clave para el desarrollo sustentable de todo el Valle de Copiapó.