Ministro de Agricultura rindió cuenta pública en Atacama

En la escuela rural de la localidad de San Pedro se realizó la Cuenta Pública Participativa del Ministerio de Agricultura. Frente a regantes, pequeños y medianos agricultores, además de autoridades, el ministro Carlos Furche dio a conocer a la ciudadanía la gestión de su cartera durante el 2015.
Durante la actividad se destacó la ardua labor ministerial realizada a causa de las catástrofes y emergencias que afectaron varias regiones, incluyendo las graves consecuencias que dejaron los aluviones en Atacama.
Las cuentas públicas participativas son espacios de diálogo entre la autoridad y los ciudadanos, una instancia que tiene como objetivo que la autoridad rinda cuenta anual de la gestión de las políticas públicas y que las personas tengan un espacio para ejercer el control sobre la administración del Estado.

Agricultura: aporte a la economía nacional
En 2015 el sector agrícola sostuvo una tasa de crecimiento por sobre el resto de las actividades económicas, generando más empleo y oportunidades de inversión en el espacio rural.
“El crecimiento de la agricultura en 2015 fue de 5,6%, generó nuevos empleos, exportaciones por US mil millones. Es el segundo sector de mayores envíos, detrás de la minería. Y estoy seguro de que la confianza mutua entre agricultores y autoridades fue clave para recuperar en 6 meses la producción e infraestructura que se perdió por los aluviones”, señalo el ministro.
En este sentido, planteó la necesidad de seguir trabajando para fortalecer los programas de Seguro Agrícola y Suelos, mejorar el acceso a los mercados externos y funcionamiento de los mercados agropecuarios y continuar protegiendo el patrimonio sanitario e inocuidad agroalimentaria.

Riego
Un aspecto destacado durante la jornada fue el aumento presupuesto destinado al incentivo de la inversión en riego en el país, lo que se traduce en el aumento del número de proyectos y obras de riego. “En esta materia se ha alcanzado máximos históricos en los recursos de la Comisión Nacional de Riego (CNR), institución que ha adecuado los procedimientos para hacerlos más eficientes y facilitar el acceso de los pequeños agricultores a los beneficios de la ley. Al respecto, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y la CNR trabajan coordinadamente para facilitar el uso de sus instrumentos en las zonas más vulnerables, simplificando procesos y eliminando barreras de ingreso”, aseguró Furche.

Catástrofes

El 2015 estuvo marcado por eventos climáticos que destruyeron infraestructura agrícola, poniendo en riesgo las cosechas de cientos de productores a lo largo del país.
Por esta razón, el ministro señaló la necesidad de instalar una unidad que gestione los riesgos agroclimáticos y de otra índole, que puedan afectar a la agricultura nacional. Adicionalmente, anunció que hacia 2016, se propone contar con el resultado de la evaluación de la factibilidad técnica y económica de un seguro catastrófico como los existentes en otros países que permita atenuar el efecto de la atención de emergencias sobre la gestión presupuestaria de las instituciones.

Compromiso

En octubre del año pasado durante su visita al embalse, el titular de Agricultura, garantizó el apoyo estatal para realizar de manera conjunta las mejoras necesarias para solucionar las filtraciones que, en promedio, impiden que se almacene alrededor del 50% del agua que ingresa hasta el Embalse Lautaro.
En esta ocasión, Carlos Furche reiteró el compromiso del Ministerio con el proyecto “Mejoramiento Embalse Lautaro” o “Embalse Lautaro 2.0”, única obra de acumulación y regulación de aguas con que cuentan todos los regantes de aguas superficiales del Valle de Copiapó.